problemas tipo piel

Qué problemas pueden surgirle a tu piel

problemas faciales

En el artículo anterior “Guía para identificar tu tipo de piel” explicamos los diferentes tipos de piel que existen, y te enseñamos a identificarlas. En este nuevo post te mostramos los problemas que pueden surgirle a tu piel si no la cuidas adecuadamente. Es cierto, que hay muchos factores que empeoran tu piel y no podemos controlarlos, como los cambios de temperatura, la toma de medicamentos, etc. Pero si tratamos estos problemas a tiempo, podemos dotar a nuestra piel de un mejor aspecto y cuidado.

 

Problemas de tener una piel normal.

En primer lugar nos encontramos con la piel eudérmica, comúnmente conocida como piel normal ya que este tipo de piel nace de un equilibrio perfecto entre agua y grasa.

Estas pieles, aunque a priori no presentan ninguna irregularidad y están lo suficientemente hidratadas, no pueden combatir contra las agresiones diarias como los cambios bruscos de temperatura, la alta exposición al sol, la nutrición, el estrés, etc. Estos factores acaban dañando la epidermis, y aunque sus agresiones no se perciban al momento, se apreciarán a largo plazo.

Como curiosidad, este tipo de piel es muy difícil de encontrar, ¡pero existen! Cuando una piel eudérmica o normal envejece presenta alteraciones de la glándula sebácea y sudorípara, es decir, segrega menos agua y menos grasa, por lo que puede convertirse en una piel seca con la edad.

Otra curiosidad del mundo científico,es que muchos medicamentos (sobre todo los diuréticos) propician la deshidratación de la piel. A su vez, el 90% de los medicamentos son fotosensibilizantes, por lo que producen manchas en la piel. Es por eso que decimos que la piel normal es muy bonita, pero al igual que el resto de pieles, no está exenta de cuidados.

 

Problemas de tener una piel grasa.

Una de las características principales de la piel grasa es su aspecto untuoso y brillante, y la presencia de poros claramente visibles. Aunque este tipo de pieles están más relacionadas con los adolescente, es cierto que puede aparecer en la etapa menopáusica de ciertas mujeres debido al desequilibrio hormonal que sufren.  

Este tipo de pieles grasas requieren de mayor cuidado ya que pueden presentar lesiones elementales como quistes y comedones. Estas lesiones aparecen por una acumulación de sebo en los poros de la piel. El sebo es una sustancia lipídica (insoluble en agua) encargada de lubricar y proteger la superficie de la piel.

Aunque este la piel grasa puede aparecer por mera genética, es cierto que hay diversos factores que propician su aparición, como el uso de mascarillas grasas o cosméticos aceitosos y/o compactos.

Entre los problemas asociados a la piel grasa se encuentra la aparición de granos en el rostro, sobre todo en la nariz, las mejillas y la barbilla. Nuestra recomendación es acudir a profesionales que puedan tratar estas lesiones elementales, pero en ningún caso, tratar de tocarlos, ya que pueden dejar lesiones en la piel como cicatrices.

 

Problemas de tener una piel seca.

La xerosis, más conocida como piel seca se caracteriza por producir menos sebo que la piel normal; por lo que retiene menos humedad.  

Con el paso del tiempo, si no tratas esta sequedad, la piel puede presentar manchas, picores y una leve descamación. Este tipo de piel cada vez será más sensible a la irritación y al enrojecimiento.

Además, si no cuidas tu piel adecuadamente, pasarás a tener una piel extremadamente seca y áspera, llegando a tener callos y grietas. A su vez, los picores podrían aumentar, al igual que la sensibilidad cutánea.

 

¿Y ahora qué?

Como conclusión final, debes saber que cada piel es diferente. Solo una tercera parte de nuestra piel se debe a la genética, los dos tercios restantes dependerán del cuidado que le des. Es por ello, que si tienes dudas o problemas con tu piel, te aconsejamos que acudas a un centro de estética científica y solicites un estudio de la piel.

El estudio de la piel determinará las características de la misma y los tratamientos que deberás realizarte.

Los tratamientos de la piel siempre deben ir acompañados de una buena rutina de limpieza en casa. Cada tratamiento tendrá una rutina diferente especialmente diseñada para tu piel.

 

¿Quieres saber qué tratamientos existen para cada tipo de piel? Entonces no te puedes perder nuestro siguiente artículo.

Infografía de los problemas que pueden aparecer en tu piel:

problemas de piel